lumminiscències

La contínua búsqueda de una misma

Cuando pensamos en espiritualidad nos olvidamos del cuerpo

Cuando pensamos en espiritualidad nos olvidamos del cuerpo

12 / març / 2014 a les 09:36

Cuando pensamos en espiritualidad nos olvidamos del cuerpo

Cuando pensamos en espiritualidad nos olvidamos del cuerpo

 

Parece que así sea, espíritu=sutil,  cuerpo=pesado. Hablamos de todos los aspectos de la espiritualidad, de lo sutil, de lo liviano, y nuestro cuerpo es todo lo contrario, pesado, denso.
A veces tenemos la sensación que, más que una ayuda, el cuerpo es una carga, se ha de sustentar, hemos de trabajar duramente para ello buena parte del tiempo que vivimos…no olvidemos las enfermedades que tenemos de superar…y luego, el paso del tiempo, sus huellas en nuestras caras y expresiones faciales…aunque lo queramos olvidar ya se encargan continuamente en TV de recordároslo constantemente, en fin, ¿en donde queda la espiritualidad entonces? básicamente…en nuestro cuerpo.
Sin éste, no cabria experimentar nada, sin cuerpo no hay espíritu que se asiente, no se puede expresar nada, no se puede realizar ningún sueño/proyecto, no podriamos cambiar nuestros hábitos porque no los habria, no podriamos cambiar el mundo porque no estaríamos en él…así pués, nuestro cuerpo es importante porque es nuestro mejor traje.
Sí, traje, a fin de cuentas no es más que eso, un traje que hemos de cuidar mucho porque nos ha de durar todo el tiempo que estemos destinados a estar en este momento en este mundo material. De esta forma queda demostrado que nosotros no somos ese cuerpo en el que residimos ahora, puesto que lo podemos cambiar, hemos cambiado y seguiremos cambiando a lo largo de ciclos y ciclos, eternamente. Lo que es eterno es nuestra eséncia, y es la que estando en nuestros cuerpos vamos ensuciando y que al final del ciclo hemos de volver a limpiar para volver a nuestro hogar sutil.

  • Este traje lo cuidamos con los alimentos, por ello es importante comerlos adecuadamente, el alma recibe la esencia de lo que se come: si comemos carne (son cadáveres) esto es lo que el alma recibe, y el cuerpo los tóxicos.
  • Con las medicinas arreglamos los desperfectos que se nos han hecho evidentes: la mayoria de enfermedades provienen del desajuste con nuestra esencia, de creer que solo somos el cuerpo y olvidarnos a nosotros mismos.
  • La meditación nos fluye hácia el ioga: conexión con la Central de Energia, ello nos capacita a disfrutar de una vida más larga y plena, puesto que en la Central recargamos nuestras baterias, para recuperar las fuerzas necesarias para afrontar el dia a dia.


                         Así pués, en la espiritualidad está contemplado el cuerpo

 

Texto: Bk Júlia Estrems
el ioga: conexión con la Central de Energia,

el ioga: conexión con la Central de Energia,

 

 

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

Information

This entry was posted on Març 30, 2014 by in conversaciones espirituales and tagged , .
%d bloggers like this: