lumminiscències

Como el mismo título indica: luces intermitentes

¿PORQUE NOS HACE SONREÍR CON TERNURA UN BEBÉ?

11


Esa imagen nos lleva transversalmente a lo que verdaderamente somos al principio: almas inocentemente puras. Sus ojos lo delatan, ese embelesamiento cándido por el otro lo revela. Poco a poco todo ello se va cubriendo de todas la experiencias que se van acumulando en nuestra vida y llegamos a olvidarnos de que ese ser inocentemente puro aún existe en nuestro interior. Es tiempo de volver a recordar lo que hay de verdad en nosotros e ir extirpando las capa de cebolla que se van depositando a nuestro alrededor. No hace falta volvernos como un bebé, pero sí recuperar su esencia y ver en el otro nuestro espejo. Es fácil amarnos a nosotros mismos, ¿no? CUANDO EL AMOR ESPIRITUAL NOS LLENA, LO PODEMOS REGALAR CON GENEROSIDAD, sin esperar nada de vuelta.

 

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on Juny 12, 2015 by in Reflexiones sobre el conocimiento.
%d bloggers like this: