lumminiscències

Como el mismo título indica: luces intermitentes

MONTSERRAT, MAS QUE UN REPORTAJE:

images (1)
VIDEO: CAPÍTULO 1 DE LA RUTA DE LAS ERMITAS
https://www.youtube.com/watch?v=Xvulg1toZko
Data de publicació: 19 ag. 2015

EL ERMITAÑO · CAPÍTULO 1 DE LA RUTA DE LAS ERMITAS en Montserrat
En conexión con Octavi Piulats -D.Phil- os presentamos una serie de 15 audiovisuales sobre la presencia eremítica en Montserrat. Una Ruta que pasa por recuperar y reconocer el espíritu de los antiguos ermitaños y ancestrales chamanes megalíticos –druidas- que habitaron, años a, las Ermitas de Montserrat.
Partimos de la tesis de que la montaña de Montserrat es un “lugar sagrado” y de que posee determinadas propiedades espirituales, telúricas y energéticas. Os ofrecemos una nueva visión espiritual y artística de esta montaña, diferente a la que nos ha transmitido hasta ahora la tradición católica dominante. Hablamos de “Iniciación“ desde la perspectiva de un cristianismo místico e iniciático relacionado con las antiguas tradiciones ancestrales, como el hermetismo, el pitagorismo o la teología del antiguo Egipto. También desde la conexión con movimientos sociales cristianos disidentes, como el gnosticismo, el catarismo o la tradición templaria. No sólo las tradiciones orientales milenarias se han acercado a la espiritualidad, sino que también lo han hecho las tradiciones occidentales, como vamos a mostrar.

Dedicamos este primer capítulo de la serie a la figura del Ermitaño como arquetipo. El eremita –o anacoreta- es aquel que toma la decisión de abandonar el mundanal ruido para plantearse preguntas existenciales del tipo ¿Quién soy yo? ¿Cuál es el sentido de mi vida? o ¿Qué es el mal?
A causa de su naturaleza mistérica y del impacto que esta montaña produce espiritualmente en el hombre, Montserrat es un lugar especialmente adecuado para retirarse a reflexionar o meditar. Desde épocas remotas las Ermitas han proliferado entre sus elevados riscos y sus abismales simas. A lo largo y ancho de todo el macizo, recónditas y poco accesibles ermitas fueron construidas en antiguos lugares de culto megalítico, oquedades áltamente telúricas, o enclaves energéticos de primer orden. En la vertiente de Tebas aparecen ante la vista del caminante las ermitas de San Pere, Santa Caterina, San Juan, San Onofre, Santa Magdalena, San Jaume y San Jeroni; en el torrente de Santa Maria, la ermita de Santa Anna; y en la vertiente de Tebaida: Sant Antoni, San Salvador, San Benet, La Trinitat, Santa Creu y San Dimes.
El diseño de la ruta propuesta se basa en el recorrido que Guillermo de Humboldt, viajero romántico y antropólogo alemán, realizó en el siglo XIX, visitando todas las ermitas en estrecha conexión con el poema de Goethe “Los Misterios”. Se trata de una hoja de ruta para conectar con vuestro mundo interior, así como con las diferentes dimensiones de la Naturaleza que coexisten en Montserrat. Sin lugar a dudas, el regreso a la Naturaleza ejercita la dimensión Espiritual e Inconsciente del ser humano. Y de este modo, aunar vuestra experiencia personal a la vivencia de todos los ermitaños y anacoretas que han unido su búsqueda interior al espíritu de esta montaña. El Uno con el Todo.
http://www.TimeForTruth.es

Montserrat Domingo, una anacoreta del siglo XXI
San Juan del Codolar es el único lugar del Montsant todavía habitado por una ermitaña
https://www.youtube.com/watch…
22 de Julio de 2014, por Claudia Bonet
Montserrat Domingo
Claudia Bonet
San Juan del Codolar
En 1977, Montserrat Domingo llegó a San Juan del Codolar (Cornudella de Montsant) para instalarse a vivir fruto de una intuición. “Siempre que nos íbamos de un lugar que habíamos visitado me hacían la misma pregunta: ¿qué te ha parecido? Y en cada lugar decía: para empezar a vivir sí, pero para quedarme no. Pero en marchar de San Juan , en hacerme la pregunta de siempre contesté: me parece que este es mi lugar “. Una decisión que le ha llevado a vivir desde hace 37 años bajo la protección del majestuoso Montsant.

Montserrat viste unos vaqueros y unas botas y aún siendo el mes de julio, la climatología le ha llevado a tener que poner un forro polar “porque hace airecillo”. El sol amanece entre los pequeños nubes que rompen la armonía de un cielo azul de verano. Está concentrada terminando de recortar unos puntos de libro que ha decorado con muestras de la flora que encuentra a Montsant. Alegre, activa y entusiasta siempre está abierta a recibir visitas. Son muchas las personas que han pasado por San Juan del Codolar y acaban volviendo. “El Montsant tiene algo que atrapa y San Juan, al encontrarse a media altura de la montaña tiene una vista completa de todo el valle. Es un rincón que impresiona y atrae “.

A pesar de la belleza del lugar, para acostumbrarse a vivir sola pasó por un proceso de adaptación constante. “Yo soy muy de vivir el momento. Pensé: cuando llegue ya me lo encontraré, ya viviré, y eso me salvó. De vivir el día a día fui aprendiendo y ahora aún sigo aprendiendo. “La decisión de vivir en soledad dio lugar a una paradoja. “Por un lado era como si me entierren con vida, como si estuviera bajo tierra, pero por la otra era como una gran libertad interior, como si tuviera todo el mundo.” Al principio es importante ser consciente de la decisión tomada por poder adaptarse mejor. “Cuando uno hace una opción de soledad debe ser consecuente y al menos debe estar solo los primeros cuatro años, sino no haces vida. Tuve la suerte que al principio, los primeros años, no venía demasiada gente, pero ahora viene mucha gente y me gusta, pienso que la gente es lo mejor que hay “.

Conoce el Montsant de punta a punta. “Hay muchos sitios emblemáticos, es difícil decir uno: los aventadores, el puente natural, la librería, la cueva de la Bruja, los barrancos, los grados … Uno cuando sube al Montsant debe ir con actitud de descubrimiento. Por mucho que haya hecho muchas veces una ruta siempre pienso: a ver qué encuentro hoy “. La pasión por la naturaleza se puede ver reflejada con las más de 1.200 plantas que ha identificado entre la flora del Montsant. “Siempre que encuentro una planta nueva, la busco en el libro que tengo para poder identificar. Alrededor de la ermita hay más de catorce tipos de orquídeas diferentes. “Cuando habla de las plantas, el Montsant, la fauna y la importancia del silencio, los ojos se le iluminan. Su energía se canaliza con una vitalidad y un entusiasmo admirable. Para bajar y subir de Cornudella de Montsant a pie, caminar es otra de sus aficiones, como la pintura.

A pesar de haber vivido sin electricidad, actualmente ya dispone de luz e incluso tiene conexión a Internet. “¿Qué tenía que pensar yo que acabaría en Facebook contestando a cosas que me preguntan desde distintos puntos del mundo. Es una buena forma para comunicarse, pero todo depende del uso que se hace. “A pesar de tener Internet y ser activa en las redes sociales no tiene televisión. “Los niños que vienen me dicen: Y no tienes tele? Y digo sí, la ventana y ellos dicen que siempre es igual, pero les digo que no, que cambia, y no a lo largo del tiempo, sino al transcurso de un mismo día. ”

Montserrat cruz con la espiritualidad de las personas. “Somos espirituales por naturaleza. Quizás ahora falta esta dimensión o bien no se le da la importancia que tiene y eso hace que las cosas se vean de otra manera. “Entiende Dios como un elemento más de nuestro mundo. “La vida de anacoreta te lleva a una simplificación de las cosas y a mí me ha llevado a una unificación: nosotros, la naturaleza, yo y Dios es todo una unidad. Yo sé que está y no lo puedo separar de las personas, la naturaleza y de lo que he visto. Costa explicarlo pero lo siento así. Sin embargo, cuando la religión pasa a ser un arma o un medio que lo que hace es despersonalizar o deshumanizar, yo pienso que esto no es Dios “.

Desde el punto de vista de una ermitaña rodeada de naturaleza y tranquilidad, la rapidez y el estrés con el que se caracteriza la vida urbana no es saludable. “Vivimos en un mundo que siempre vamos corriendo y necesitamos pararnos y no hacer nada, ni que sean cinco o diez minutos al día, pero es necesario”. Vivir en soledad no quiere decir vivir desconectada de la realidad social y política del país. Su opinión es bien clara. “Es un momento clave y tenemos que ir todos a una. Yo el 9 de noviembre iré a votar. Quizás ahora es el momento y la independencia parece que es lo más factible, pero nos tienen que dejar decidir democráticamente lo que queremos. Estamos en un momento esperanzador y expectante “. Montserrat sabe encontrar el equilibrio entre la espiritualidad, la naturaleza y el silencio con las redes sociales, las nuevas tecnologías y la actualidad más inmediata. Es una auténtica anacoreta del S. XXI.

El 1977, Montserrat Domingo va arribar a Sant Joan del Codolar (Cornudella de Monsant) per instal·lar-se a viure fruit d’una intuïció. “Sempre que marxàvem d’un lloc que havíem visitat em feien la mateixa pregunta: què t’ha semblat? I a cada…
REUSDIGITAL.CAT

 

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on febrer 22, 2016 by in Reportajes and tagged , , , .
%d bloggers like this: