lumminiscències

Como el mismo título indica: luces intermitentes

ARMA DE “DESTRUCCIÓN” MASIVA

Conciertos-por-los-ninos-de-Sahel-y-de-Peru-en-Madrid1

ARMA DE “DESTRUCCIÓN” MASIVA

El arma más importante que tenemos como almas, es el amor. Con el amor lo podemos todo.                                                                                                                                                      Quien haya experimentado el verdadero sentimiento maternal o la paternal, libre de rasgos egoístas, sabrá de qué amor se trata.                                                                                                   Es un sentimiento que integra, que nos acerca al otro, es incluyente, limpio de cualquier deseo material, altruista en esencia.                                                                                                     El amor nos hace sentir que no somos diferentes de nadie; se desmoronan las barreras interiores que nos hemos ido construyendo a lo largo de los años y de las experiencias negativas de las relaciones y entonces vemos al otro tan vulnerable, deseoso de sentirse amado con ese amor que acaricia al alma, lo mismo que yo misma.                                   Cuando esta verdad se ha desvelado, las almas se encuentran y se reconocen; las miradas se cruzan y se pueden mantener el tiempo que haga falta, puesto que el pudor del desconocimiento se ha desvanecido.                                                                                         Aunque sea por un instante no habrán dudas, sabremos que deseamos lo mejor a quien tenemos delante, sin importar quien es, que actividad tiene en la vida, si nos es afín en ideología, si es blanco, negro, amarillo, rojo…, sentiremos que hemos vuelto a recuperar la infancia. Con ese amor que emerge en nosotros nos volvemos a recuperar a nosotros mismos.                                                                                                                                                     Ese amor es transformador en ambos sentidos, es de ida y vuelta. Le llega al otro haciéndole sentir, probablemente, el mismo empuje hacia arriba que sentimos nosotros.           Aunque sea por un instante, las almas se habrán encontrado sin las connotaciones inherentes a la conciencia de ser cuerpos.                                                                               Aunque sea por un instante, comprenderemos cómo poder transformar este mundo.           Esta arma de “destrucción” masiva de todos los perjuicios, nos llena de poder. Tanto a quién lo dé, tanto a quién lo reciba.                                                                                           Aunque sea por un instante, habremos sentido que todo es posible.

TEXTO: Bk Júlia                             ·

 

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on Març 23, 2016 by in Reflexiones sobre el conocimiento and tagged , , , , .
%d bloggers like this: