lumminiscències

Como el mismo título indica: luces intermitentes

El respaldo.

Love-Rain-Heart-Art-Wallpaper-6

No se busca aquello que no se intuya que exista

De niños tomamos la personalidad de nuestros padres como referencia de estabilidad. Vamos a su regazo cuando algo ocurre a nuestro alrededor que desestabiliza nuestro interior, y nos refugiamos en su presencia amorosa y segura. Con el paso del tiempo nos damos cuenta de que no son la perfección de comportamiento que ellos destilaban en nuestra presencia; descubrimos trazos que los desvelan ante nosotros como humanos corrientes, ahí empieza una decepción y un concienciamiento de imperfección en la imagen que tenemos de ellos que nos va a acompañar el resto de nuestra vida.

Puede ser que busquemos ese modelo que intuimos en la infancia en nosotros mismos, en todas nuestras amistades, relaciones laborales, negocios, política, pareja, también puede que idealicemos a los hijos con esa misma vara de medir la perfección. boat-in-stormy-sea-waves-fantasy-wideQuizá encontremos sucedáneos de ese anhelo que se imprimió en nuestro interior en el arte, la música, en la naturaleza, la riqueza, etc., y un día lo buscaremos en la religión. Pero, ah decepción…! también está creada por seres humanos.

Entonces.., ¿existe eso que llamamos pundonor, nobleza, realeza, honestidad, serenidad…? No creo ni en las casualidades, ni en los inventos salidos de la nada. Todo ya está experimentado; existe el recuerdo de algo que fue y eso crea la imaginación y el punto de referencia para medirlo todo. No se crea el pensamiento de la nada, existe ahí como un fondo de armario, como un recurso para sentar las bases de nuestra vida que vamos desarrollando a lo largo del tiempo.

Realmente existe eso que llamamos perfección y que queda como un poso ancestral en nuestra biología del alma; está en todos nosotros porque venimos de ella; por eso siempre la estamos buscando; uno intenta encontrarbanco-madera-fugura_angelito algo que perdió, no se busca aquello que no se sabe que exista. La personificación de la coherencia es nuestro Padre, el que nunca puede decepcionar si se conoce de verdad, no por las versiones que nos han dado de Él las innumerables religiones.

A Dios Le conocemos profundamente; tan profundamente.., que se ha perdido en nuestros recovecos y nos ha quedado el recuerdo velado que intentamos encontrar con todo lo que se cruce en nuestra vida. Saquémosle de ahí y tendremos el soporte que hemos intentado encontrar afuera. Dios es realmente la personificación del pundonor, realeza, sabiduría, serenidad, amor infinito. Los brazos que nos acogen; los brazos de qué salimos. Los brazos que nunca se cerraron.

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: