lumminiscències

Como el mismo título indica: luces intermitentes

Hay tradiciones horrendas.

Female geese honk in support as two male geese battle in a geese fight at local soccer field in Shuto Orizari

La esencia de las palabras y de las historias se pierde con el paso inexorable del tiempo. Entonces solo queda la literalidad del hecho o de la palabra y es cuando se cometen tales actos absurdos y faltos de significado y que vamos repitiendo año tras año por el solo hecho de repetir una tradición que nadie sabe de donde viene; como es el caso de: sacrificar el caballo, sacrificarse en Kashi, aplicarse los silicios…, etc., etc.

 Ahora , en estos últimos tiempos del ciclo, el Padre, nos habla de sacrificar el “caballo”, como lo hizo hace 5000 años.  El alma está sentada en el caballo (cuerpo). No se trata de matar a ningún caballo como esa tremenda tradición que existe en algún lugar; tampoco se trata del suicidio como antes ocurría en Kashi, en donde la gente se lanzaba en un pozo profundo en cuyo fondo estaban lanzas y espadas clavadas; ni tampoco la práctica de la auto tortura con los silicios, etc.

Solo se trata de ser conscientes de que NO somos el cuerpo.  Ser conscientes profundamente de que somos almas y cortar toda consciencia de cuerpo. Eso es…, cuidar el cuerpo que nos sirve de vehículo; no creer que el cuerpo es todo lo que soy. No vivir solo para los placeres sensuales, sino, alimentar al alma con la espiritualidad y el conocimiento Divino;  eso es:  “sacrificar el caballo”.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: