lumminiscències

Como el mismo título indica: luces intermitentes

¿Cómo mantener nuestra relación con Dios?

intensivo-curso-de-pensamiento-positivo-y-meditacion-raja-yoga-valencia_97957204484670557

Si se ha tenido la fortuna de tener la experiencia de Dios, se goza de una buena base para recordar ese momento cuando se quiera. Es como el encuentro por primera vez con alguien que hemos “conectado” ni sin siquiera mediar palabras y a partir de ahí se ha forjado una amistad; ese momento es el que se recuerda, pero a medida que va pasando el tiempo también se va desdibujando un poco. Si no rememoramos de vez en cuando ese instante en qué conocimos a ese amigo.., al final se borrará del todo.

Pero también está el hecho de cuidar la amistad. Porqué es bien sabido que si esa amistad no se va cultivando, poco a poco se va olvidando, y al final, solo será un recuerdo tenue del pasado que llegará a borrarse, a olvidarse totalmente. Igual que una planta se ha de regar para que no se mustie, lo mismo ocurre con una amistad.

imagesCon Dios, aunque parezca imposible, mantener la conexión es mucho más fácil que con una amistad humana. Debido a que Él es la Fuente de la energía espiritual se crea mucho más fuerte el lazo de unión porque se siente esa corriente que fluye continuamente. Aunque no se haya tenido la experiencia Divina en un principio, es posible establecer una conexión con Dios. Pero para recordar a alguien se ha de conocer ese alguien.

De hecho Él ahora está capacitando a toda la humanidad, con sus olas de energía amorosa, a forjar una conexión con Él. Es posible, si se desea profundamente, establecer una via con Ese Ser Supremo de Luz en estos momentos. Se necesita silencio en la mente y concentración. Las mejores horas para ello son las de la madrugada, concretamente entre las 3 y las 5. A esas horas no hay tanto “tráfico” en el ambiente y es mucho más fácil captar la Señal Divina.7d0faadb23224f79e2bb8b9ad8e6b925

Cuantas más veces hagamos esta conexión, menos nos costará establecerla, porque en cada una acumulamos la Energía de Dios. Solo necesitaremos desapegarnos un poco del cuerpo, sentarnos cómodamente y recordar que somos el alma que se asienta en el centro de la frente; con intención visualizar irse alejando mentalmente del cuerpo, de la habitación, de la casa, de la ciudad, del país, del globo terráqueo…, del universo y desde ese punto ir más allá, más allá de todo lo físico y…, esperar con serenidad las primeras olas de amor Divino.

Cuando hayamos establecido la unión, recordar que todo lo que se recibe se ha de compartir. Nos llenamos con la amorosa energía Divina y baixadejamos que siga su curso hacia el mundo. Estaremos en medio de ese flujo sin interferir. Es como si estuviéramos en medio de la corriente de un río mientras llenamos un recipiente. La vasija se va llenando y rebosando continuamente mientras el agua sigue fluyendo sin detenerse.

Llegará un momento que no tendremos bastante con esto y querremos más. Ese será el momento para conocerLe más a fondo con el conocimiento del Raja Yoga.

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: