lumminiscències

Como el mismo título indica: luces intermitentes

CURA NATURAL

Niños-Amigos

¿Recordáis, de vuestra infancia, en algún momento, la abuela o la mamá tomaros de la mano con mucho amor y llevaros cerca de un riachuelo y haceros contemplar el flujo del agua mientras recitaba una oración como ésta o parecida? : -Señor, haz que la pena o la enfermedad que se ha instalado en esa pequeñita se la lleve el agua, amén.-

Hoy en día se habla de cura natural. Como ya se sabe el cuerpo es capaz de recuperarse de las enfermedades a pesar de los medicamentos. Digo a “pesar”, porque muchas veces los tomamos aunque no los necesitemos. ¿Cómo hace el cuerpo para recuperarse? Un médico con vocación nos lo explicaría muy bien. Nosotros, los de a pié, podemos entender que los mecanismos físicos que se desencadenan para reparar el cuerpo no actúan solos; es necesario un director de orquesta, sino los “músicos” van descompasados. Seguro que ya intuimos quién es el director en ésta, “nuestra orquesta”.

Lo íbamos apercibiendo desde tiempo atrás pero con poca consistencia; no sabíamos bien, bien, qué hacia enfermar al cuerpo; en otros tiempos se decía que alguien había enfermado de tristeza, incluso que alguien se había dejado morir de melancolía. Todo ello apuntaba certeramente hacia un solo punto: “el punto”, el alma. Ahora sabemos que es el alma (nosotros en esencia) quién lo hace todo, incluso enfermar el cuerpo, también. Hoy en día, (por nombrar alguna) está muy en boga la depresión, que simplemente es autodestrucción: el alma oprime el botón rojo para terminar. Por eso es tan difícil salir de ella, de la depresión, porque se ha llegado a un punto de no retorno.e5c1b526249a91064efa4e362290a0d1

Solo somos los únicos que podemos dar marcha atrás; por muchos medicamentos que nos recete el psiquiatra solo serán “tiritas” para salir del paso y ganar tiempo para que el alma decida volver a empezar, y, eso estará bien, nos dará tiempo para ver qué ocurre en nuestro interior o bien puede que a lo sumo nos quedemos en un estado de standby que puede eternizarse según sea la gravedad del deterioro del estado general.

Conectando con ello, hoy tenemos una frase del Padre que nos dice así:  “Hijos, tenéis que realizar vuestra propia cura natural. ¿Cómo? Recordando al único Padre, porque a través del recuerdo el alma se libera de la enfermedad.” Sí, el alma es el artífice de crear enfermedades y de desconectarlas, pero no es auto suficiente para salir de ellas; le es necesario un impulso del Alma Suprema, Dios. La Fuente es la “Central Eléctrica”  a la que el alma se conecta para resurgir de sus propias cenizas.

 

 

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: